Una larga espera

Desde Ringside

Estos días han sido atípicos de lo que se manejaba en la lucha libre a la época que corresponde, a estas alturas todos los medios especializados, las empresas, los medios de facebook, los aficionados de escritorio, y hasta los que se dan derecho en redes sociales se tocaba el tema de los eventos que se realizarían y que estaban a la vuelta de la esquina, de debatir cual fue mejor, hoy si bien es cierto se tiene que guardar todo lo planeado, y es que esta pandemia nos afecta a todos los que estamos involucrados en el deporte espectáculo, tan es así que ya no podremos ver si Felino se raparía por cuarta ocasión consecutiva, si Cavernario continúa con ese invicto, si los Lucha Brothers retenían el título, si hay o no un nuevo Rey de Reyes y así.

 

Con la situación que se vive hoy en nuestro país se ha hecho de manera oficial la cancelación de algunos eventos de lucha libre, otros con la reprogramación de los mismos con tentativas fechas; cabe decir que aunque esta pausa por el coronavirus es necesaria, por el solo hecho de prevenir que se contagie aún más la población, alcanzó a perjudicar a muchos y más cuando se tenían eventos que llamaban la atención. Este será un fin de semana bastante inusual en cuanto a funciones de lucha se refiere, ya que una a una cual “soldaditos de plomo se fueron cayendo”, hasta la fecha las que aún se aferran a la vida correrían con la misma suerte, pero es cuestión de cada quien, habrá quienes la realicen con las medidas, pero por la situación no se vivirá igual.

 

Muchas de estas funciones tenían como fecha dos semanas a futuro pero con esta pandemia, es una incógnita si se llega a la normalidad para esas fechas, es momento de esperar, tratar de ser lo más responsable con uno mismo, el no saber cuándo las autoridades darán luz verde con las actividades masivas entraremos en un “Walking Dead” luchístico, (no buscaremos comida) pero que tal un evento en el cual sea un distractor a esta situación, y no hablo solo del deporte espectáculo, si no, todas las actividades que tengan que ver con contacto humano, futbol, beisbol, cine, teatro etc entraremos en una enrome agonía antes de ver como las cosas vuelven a su cauce; diría el libro de Heidi Murkoff “Qué esperar cuando se está esperando”, claro no es un bebe, pero el tiempo que tendremos que esperar para ir a un evento es un enorme trance el que se tenga que vivir.

 

¿Qué tendremos que hacer para aguardar la reactivación de actividades? Es muy complicado decirlo, y más cuando se anuncia que es casi un mes el que se tenga que estar así, el día se vuelve más gris de los que se ve, la noche se vuelve larga al no poder tener una distracción, las horas corren más lentas para el otro día; no es el apocalipsis ni lo será, pero se sentirá como uno, mas, cuando pocos lugares encontremos abiertos, sin futbol, sin lucha libre, sin eventos que conglomeren personas estos días no será ni se vivirán igual.

RELACIONADO CON