Un Murciélago en Hollywood

Un hombre de campo se ve orillado a robar la perla que adorna la corona de la Virgen de su pueblo para, al venderla, obtener dinero suficiente y salvarle la vida a su pequeño hijo que está gravemente enfermo; pero es descubierto y condenado por los pobladores, viviendo así un verdadero calvario.


Se preguntarán qué tiene que ver esa historia con la lucha libre, pues casi nada, lo que pasa es que éste sábado se estrenará Más Lucha VS Latin Lover, como parte de una serie de entrevistas que mi estimado y siempre deportable Hip Hop Man realizó en Monterrey, Nuevo León. Algunas de las preguntas sugeridas para el regiomontano eran referentes a su sentir sobre ser el único luchador mexicano que ha participado en una película nominada a los premios Oscar, pero, ¿es el único?, para nada, hubo antes alguien más y aquí se los cuento.


Platicando hace años con mi buen amigo Jesús Tepepa, de memoria prodigiosa, comentamos que en 1962 se estrenó en México la película Tlayucán, protagonizada por Julio Aldama, Anita Blanch, Andrés Soler y Noé Murayama, sí, el de la icónica telenovela El Abuelo y Yo (donde también participó Konnan), la cinta se lanzó en 27 de diciembre de ese año fue un trancazo, de los pocos que se daban en la ya en declive industria cinematográfica mexicana, y la historia fue escrita ni más ni menos que por Jesús “El Murciélago” Velázquez.


El creador de la patada “a la Filomena” fue un argumentista cinematográfico prolífico y como actor participó en gran cantidad de cintas no solo en el cine de luchadores, sino compartiendo pantalla con la estrellas de la época de oro del cine mexicano.


Gente como Wolf Rubinsky, Lobo Negro, El Verdugo y tantos otros fueron luchadores que lograron ser parte del cine mexicano en filmes de trascendencia, a diferencia de Santo, Blue Demon o Huracán Ramírez que, por su naturaleza, no podían abandonar el género del cine de luchadores.
La cuestión es que el Murciélago Velázquez escribió la historia de Tlayucán, película nominada al premio Oscar en la categoría de Mejor Película Extranjera en la entrega de 1963, siendo la tercera película mexicana en dicha categoría.


La ceremonia de premiación de la XXXV entrega estatuillas de la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas se realizó el 08 de abril de 1963 en el Santa Monica Civic Auditorium de Los Ángeles y fue presentada por el legendario Frank Sinatra.


La película con mayor número de nominaciones fue Lawrence de Arabia, (nombre que a la postre inspiraría al español Paco Pardinez para encarnarlo en el ring) se llevó siete de diez estatuillas posibles, mientras que los nominados como mejor película extranjera fueron: Sibila de Francia; Electra representando a Grecia; El pagador de promesas de Brasil; la italiana Los cuatro días de Nápoles y, por México, Tlayucán, y la ganadora fue la representante de Francia.


Sobre el Murciélago Velázquez se pueden decir muchas cosas, fue pionero en usar una máscara, inventó uno de los movimientos más famosos del pancracio nacional como lo es la patada “a la Filomena”, se dice que con esa patada le sacó el ojo a Merced Gómez arruinándole la vida para siempre, fue mentor de grandes generaciones de gladiadores y leyenda indiscutible, pero poco se sabe de ese gran logro, ser el primer luchador mexicano en ser parte de una película mexicana nominada a los premios Oscar, y no participó como extra o en un pequeño papel, sino siendo el creador de la historia.


No se pierdan pues Más Lucha VS Latin Lover éste sábado en punto de la 8pm, pues, además de ser un gran luchador y excelente persona, también hay que ponerlo en ese lugar en la historia cinematográfica, además, a diferencia del Murciélago Velázquez, él sí tuvo la oportunidad de pisar la icónica alfombra roja codeándose con lo más granado de Hollywood.

RELACIONADO CON