Triple A, entre la traición y el talento

Evangelio según Miguel Reducindo

El 15 de mayo de 1992, el auditorio Benito Juárez, de Veracruz, vio nacer oficialmente a la empresa Triple A; muchos no le daban más de cuatro meses de vida, pero hoy se cumplen 28 años de que el mítico Antonio Peña dio su toque personal y definitivo a la lucha libre mexicana caracterizado por una línea polémica que, para bien o para mal, llegó para quedarse.

¿Cuál fue la clave para que Triple A se colocara como una promoción firme en el panorama luchístico? Al principio la respuesta era simple, llevarse a las máximas estrellas del pancracio nacional y aprovechar el impulso que pocos años antes la televisión les había dado. Era la consolidación del trabajo que Antonio Peña había realizado como parte del Consejo Mundial de Lucha Libre y su continuación fuera de la empresa. Quienes trataron directamente con él en la Arena México sabían de sus inquietudes, del rumbo al que quería llevar al deporte espectáculo por excelencia y muchas de esas ideas no compaginaban con las de su entonces presidente, Francisco Alonso; sin embargo, ellos dos hicieron una mancuerna inmejorable, por un lado Peña echaba la imaginación a volar a niveles estratosféricos y Francisco Alonso lo bajaba de su nube permitiendo un perfecto equilibrio entre espectáculo y deporte.

Para muchos Triple A nació de la traición, de aprovechar el protagonismo, confianza e influencia que se había depositado en Antonio Peña y casi cortarle la cabeza al CMLL desde las entrañas, aunque para otros no había otra salida ante el ambicioso proyecto que tenía en mente.

Difícil resulta hoy pensar en la lucha libre mexicana sin Triple A, ¿cómo sería este deporte si Antonio Peña hubiera permanecido en el CMLL?, es una pregunta ociosa, pero que invita a la reflexión sobre el papel que ha jugado esta empresa en los último 28 años.

Existen personas que nunca comulgarán con el trabajo que realizó la Caravana Estelar desde sus inicios y mucho menos con el de ahora; sin embargo hay que reconocer que en este tiempo logró cosas que nadie hubiera imaginado, como llenar hasta el tope la Plaza de Toros México, una posibilidad que ya se había planteado con anterioridad para celebrar un aniversario del CMLL, esto dicho por el propio Francisco Alonso por aquello de quien pueda dudar de este dato.

Desde mi punto de vista el logro más importante de Triple A se gestó con el tiempo, y eso es hacer que un personaje propio, nacido en la mente de Antonio Peña, impulsado por sus propios medios y que nunca pisó la Arena México sea considerado ya como una leyenda, La Parka. Su muerte prematura simplemente aceleró lo que era una consecuencia lógica al ser un personaje icónico y siempre en el ojo del huracán, que se enclavó en el imaginario colectivo más allá del mundo de la lucha libre y mucho más que cualquier otro elemento nacido en la Triple A de antaño o de hoy.

Insisto, una cosa es el desempeño o la técnica y otra el poder mediático que puede alcanzar un personaje, y ese poder mediático La Parka lo logró con creces. Siempre en medio de la polémica ya sea por los derechos del nombre o por rivalidades candentes, este personaje es punto clave en la historia de Triple A y que supo mantenerse hasta el día de su muerte.

Joaquin Roldán y Maricela Peña, herederos inmediatos del mando de la empresa, vieron cómo surgió Triple A desde cero, muchos luchadores de la época los recuerdan fletándose en el área administrativa, en la logística de una función, en los pagos de los luchadores desde una pequeña oficina, por lo que nunca dejarían que la empresa se viniera abajo con la partida de Antonio Peña, y con la mente fresca y ambiciosa de Dorian Roldán la continuidad estaba garantizada.

Hoy vemos una Triple A muy diferente a la de sus inicios, pero con esa línea intacta de trabajo caracterizada por el escándalo, es de lo que Triple A vive y lo hace bien, pues en la lucha libre no hay blanco y negro, está llena de tonalidades donde todos los aficionados pueden encontrar su estilo favorito.

Felicidades pues a la Caravana Estelar por 28 años de historia, en duda está aun la fecha para realizar Triplemanía pues, se ve difícil, que los eventos públicos se reanuden con normalidad por el Covid-19, sobre todo en la Ciudad de México donde ya es costumbre festejar, solo queda esperar y frotarse las manos con lo que tienen en mente sus directivos.

RELACIONADO CON

  • Dejar de ser aficionado

    Hola Amigos!   Hace poco uno de mis compañeros al que estimo y considero un amigo, me hizo ver que tengo un problema, me dijo: “Lo que pasa es...
  • La lucha libre, ¿un fenómeno cultural?

    La lucha libre es el deporte que mueve masas, a diferencia de fútbol u otros deportes. La lucha libre es un fenómeno que atrae a un público, exigente, innovador,...
  • Black Lives Matter

    “El deporte es el esperanto de las razas” – Jean Giraudoux Ver esta publicación en Instagram Una publicación compartida de WWE (@wwe) el 2 Jun, 2020 a las 2:37...
  • 2020, la lucha más extrema.

    El mundo está viviendo un cambio y comienza la cuenta regresiva hacia la “nueva normalidad”, pero ¿la lucha libre mexicana está lista? Se habla del coronavirus, de anonymous, de...