Dos luchadores de NXT UK fueron despedidos por acusaciones de abuso sexual