Connect with us

Opinión

Si queremos volver, necesitamos un protocolo

Ya hay fútbol; ya habrá cine y teatro, ¿y nuestro deporte? La nueva normalidad tiene que llegar a la lucha libre, y si queremos ver de nuevo eventos con público en las arenas, tenemos que ser responsables y cuidarnos entre los asistentes, luchadores y personal del recinto. Es necesario tener un protocolo que indique cómo vamos a regresar a dichos eventos. No soy un experto en temas de salud, pero con base en las demás disciplinas que están presentando la nueva forma de llevar sus eventos, me gustaría recomendar algunas estrategias que podrían implementarse para regresar el público a las arenas de la perla tapatía.

En México se opera mediante el semáforo epidemiológico en cada una de las 32 entidades federativas para determinas cuáles actividades pueden volver a operar. En este momento Jalisco se encuentra en color naranja, que implica la apertura de actividades económicas esenciales además de espacios públicos con aforo de personal reducido. En este estado el gobierno busca reactivar la economía; se entregan distintivos a establecimientos que cumplan con las normas de sanidad y así puedan ejercerse sin ningún problema. El deporte ya está dando los primeros pasos para volver, mientras que cine y el teatro han presentado sus respectivos protocolos para también iniciar en la nueva normalidad. Es momento que la lucha libre levanté la voz para reactivar sus actividades.

Los dueños de las canchas de fútbol 7 en Guadalajara unieron fuerzas y pudieron llegar a un acuerdo con el gobierno para poder ejercer sus actividades. Quiero poner este tema como ejemplo porque nos sirve para que los dueños de nuestras arenas puedan organizar algo similar para poder llevar un protocolo y tener una resolución para realizar funciones.

Sin duda alguna los aforos en las arenas tendrán que verse reducidos. La recomendación que han dado es un aforo del 50%. Por ejemplo, la arena coliseo de Guadalajara tiene una capacidad para 8 mil personas; tendría que manejar un cupo limitado a 4 mil asistentes.

Se va a necesitar una estructura en la venta de boletos, evitando las filas y la aglomeración en las taquillas. Una opción es la venta  a través de plataformas digitales de boletaje o con una buena organización. Las redes sociales pueden ser útiles para adquirir tu acceso. El uso de un croquis en cada arena donde marque y asegure tu lugar será fundamental. Así evitaremos el contacto con las demás asistentes tomando nuestra distancia.

El ingreso y la salida a la arena tendrá que ser controlado, prácticamente como en la escuela, en pequeños grupos y de forma ordenada tendremos que avanzar para acceder o retirarnos.

Además de puntos fundamentales como:

  • Uso de cubre bocas o caretas faciales obligatorio del personal  y asistentes
  • Desinfección constante de objetos de uso común (sillas, mesas, barandales)
  • Toma de la temperatura
  • Uso de barreras de acrílico en taquilla y dulcería
  • Poner a disposición de los usuarios despachadores de gel antibacterial
  • Posters con información completa del protocolo de reapertura para consulta de los clientes
  • Puntos de venta alternados en venta de alimentos.

Suenan extrañas estas nuevas adecuaciones, pero es nuestra nueva normalidad, es por nuestra salud y el bienestar del espectador, luchador y personal de la arena. Cuando todos regresemos a las arenas, tenemos que sumarnos a la lucha de la responsabilidad, ser consientes y respetar todas las indicaciones que se nos indique dentro cada recinto de lucha libre.

Gracias por leer, sígueme en twitter @luis_rc94

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Productos

Advertisement

IWRG

More in Opinión