Connect with us

Opinión

Leyendas azules

GRAN MANOTAS

El día de ayer 16 de diciembre se conmemora dos décadas de la partida de la gran leyenda de la lucha libre, Blue Demon Sr. 16 de diciembre el mundo de la lucha libre se conmocionaba por la perdida de “el gran manotas” como se le conocía al demonio azul, un luchador clásico y referente del deporte espectáculo, de la figuras importantes o las más importantes; para algunos de la época de oro de la lucha libre un luchador que transcendió, más allá de las arenas. Nacido en Nuevo en León de niño interrumpió sus estudios para ayudar a su padre, no duro mucho en ello, para poder salir de su pueblo y probar suerte en la capital del estado, Blue Demon, pronto encontraría a quien le mostraría el camino del pancracio, de los azotes y golpes, Rolando Vera, luchador profesional que le mostro a Blue Demon el arte de la lucha libre, llevándolo a los cuadriláteros para entrenar por poco tiempo y así subirse a un ring.

Durante su camino en la lucha logro llegar hasta la Empresa Mexicana de Lucha Libre (CMLL) al grado de conocer y formar una pareja fantástica a lado de un luchador que para muchos era un adelantado a su tiempo, Black Shadow, una pareja fuerte, consiguiendo que los miles de aficionados entraran a una función de lucha para verlos en acción. En aquel momentos la historia dicta que tanto Shadow como El Santo, la rivalidad los orillaba al duelo por las máscaras, lucha que logro salir avante el enmascarado de plata y con esa victoria una de las leyendas de la lucha libre, pues cuentan que dicha mascara obtenida por el plateado, jamás pudo tenerla en sus vitrinas, surgiendo dudas del paradero de dicha presea (o al menos cuando estaba en Luchas 2000 se decía), pero ante la pérdida de Black Shadow, Demon juro acabar con El Santol dando origen a una de las rivalidades épicas de la lucha libre mexicana (tanto que hasta en los más lucha contra realizados por Hip Hop Man para este, su medio, lo saca a flote).

Blue Demon a pesar de la rivalidad luchística que tenía con El Santo, supo separarla al momento de hacer mancuerna con su rival y protagonizar películas del cine mexicano, ambos se convertirían en los míticos héroes de carne y hueso que la pantalla grande nos daría para salvarnos de la aniquilación de extraterrestres, científicos loco y hasta de seres del inframundo, con toda su trayectoria Blue Demon Sr. Se convirtió en uno de los mejores luchadores que ha dado este país, tanto que su máscara aparece en otros aspectos del deporte, siendo una referente y leyenda de la lucha mexicana.

GENIECILLO AZUL

Al igual que el Blue Demon Sr. otra gran leyenda que nos dejó solo en este mundo, oriundo de Oaxaca, aunque se le crea de Acapulco, es Lizmark Sr. Quien también partiría un 16 de diciembre de 2015, y a quien le guardare un profundo cariño y respeto. Corría el año del 2015, cuando en aquel entonces laborando para Luchas 2000, un nuevo proyecto veía la luz, (aunque fue por poco tiempo como todo lo que hizo) Karlo Colin, personaje reconocido dentro de los pasillos de la lucha libre mexicana, apoyaba a un promotor y junto a este a un Lizmark Jr. quien bajo el nombre de OCR Producciones, realizaron una función, donde, como ingrediente extra se le daría un reconocimiento por su años de trayectoria a Lizmark Sr., con una revista entrando en un inicio de decadencia y a falta de personal para cubrir el evento, la encomienda me seria designada.

La tarea era sacar unas palabras a Lizmark Sr. por el homenaje y la labor en la que en esa ocasión su hijo tenía la responsabilidad. Con el comienzo de crecer me dirigí a Lizmark para la misión, siendo la primera entrevista que este servidor hacía, sin tener experiencia me decidí a entrevistarlo, y con la mente de alguien a quien no tenia un nombre o que lo conocían, siendo nuevo en el asunto esperaba un “NO” como respuesta, contrario a lo que pensaba, Lizmark Sr. con gusto y amabilidad me la concedió.

Con la tarea hecha, disfrutar de lo que me gusta (la misma función) y con la aprobación de Karlo Colin, que me dijo bien hecho (quizás por solo decirlo) pero me sentía como el “nuevo pobre rico”, no supe que hacer con tanta dicha que radiaba, tiempo después la misma promotora organizaba otra función, en la cual también contó con la presencia del geniecillo azul, y cual seria mi sorpresa que al verlo, se dirigió a mi y con un saludo me dijo “joven que gusto verlo otra vez por aquí” y en mi mente decida que quizás me confundió con alguien más, ya que el lapso entre funciones fue de tres meses, suficientes para olvidar a alguien; pero en el caso de Lizmark tuve el honor de platicar con él, no sabía si expresar el fanboy o el profesionalismo, pero en aquella platica le comente que era el primer luchador a quien entrevistaba. Con esto el mismo señor me dijo “qué bueno, me alegro, le toca bautizo entonces… (para quien lo ha recibido sabe lo que es) pero solo estrecho mi mano terminando el intercambio con… échele ganas, me gustó mucho la publicación que hicieron” tiempo después lo veía partir de este mundo, pero no así sus palabras.

Quizás a ti, amigo lector, no hayas llegado hasta el final o no te interese, pero sin ser soberbio o presumido es algo que hoy quise sacar en forma de agradecimiento y homenaje de mi parte al gran Lizmark.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Productos

Advertisement

IWRG

More in Opinión