Connect with us

Opinión

LAS NUEVAS CARAS DEL CONSEJO

¿Qué hay de diferencia entre la Copa Junior y la Copa Dinastías que organiza el Consejo Mundial de Lucha Libre?, podríamos decir que no mucho, es más o menos la misma idea solo vista desde otro ángulo, sin embargo, si hay algo qué destacar de la segunda es la presencia de cuatro caras nuevas dentro del elenco de la Seria y Estable, una variante que el público siempre agradecerá.

Recuerdo las primeras ediciones de la Copa Junior; cuando varios de los padres vieron a sus cachorros desde la primera fila de la Arena México en un acto de gran simbolismo. Ahí estaban Tinieblas, Rayo de Jalisco, Karloff Lagarde, Scorpio, entre otros, figuras legendarias que recordaban viejas glorias reflejadas en sus vástagos. Para mi gusto, algunas veces perdía su sentido al presentar como Juniors a elementos como Máscara Dorada quien, efectivamente, es un junior, pero nadie tenía la menor idea de quién era su papá, quedando como algo interno que realmente nadie fuera del Consejo entendía. Lo mismo pasaba con Ángel de Oro y Ángel de Plata, pues bajo esos personajes tampoco tenían qué ver en dicho torneo, cobrando un poco de mayor sentido ahora que son desenmascarados; y así otros tantos casos. Pero quien siempre se voló la barda fue Mephisto, pues siempre portaba algo de la imagen de su padre, Kahoz, mostrando una relación más que fortalecida entre ambos personajes.

Lo que llama poderosamente la atención de esta Copa Dinastías es que podremos ver a algunos padres e hijos haciendo causa común, los más destacables por lo novedoso son Cachorro Lagunero y Panterita del Ring Jr. Ya imagino el grito en el cielo que han de haber puesto muchos luchadores, ¿por qué ellos habiendo tantos otros?, ¿de qué privilegios gozan?, etcétera. Puede que tengan razón, pero una cosa es cierta, el paquete que les espera es muy fuerte.

Tengo el gusto de conocer a dos de los jóvenes debutantes desde pequeños, ¡uff!, el tiempo pasa volando. Al hijo de Blue Panther lo recuerdo acompañándolo tanto a las arenas como a compromisos con medios de comunicación, siempre mostrando admiración por su padre y con una innegable necesidad de un día compartir el ring con él, cosa que ya logró en la Arena Coliseo de Guadalajara y ahora lo hará en el máximo recinto de lucha libre a nivel mundial.
El caso de Panterita del Ring Jr; es similar, varias veces me tocó cuidarlo afuera de un foro de televisión o cabina de radio mientras su papá era entrevistado; después recuerdo al padre orgulloso de los triunfos de este jovencito en lucha olímpica, lleno de medallas y siendo parte del Centro Nacional de Alto Rendimiento CNAR.

Por otro lado aparecerán la nueva versión de Los Gemelos Diablo, los otrora Gemelos Pantera directamente de Matamoros, Tamaulipas; dos luchadores que causaron polémica, sobre todo porque los portadores “legítimos” de los nombre pusieron el grito en el cielo al verlos. Su presentación fue en mal momento, era el arranque de la pandemia, y tuvieron que esperar prácticamente un año para cristalizar el sueño de llegar a la Catedral de la lucha libre. Como lo dije desde entonces, a ellos no tengo el gusto de conocerlos, pero los comentarios que escucho es que simplemente vienen a trabajar y en busca de un lugar, sin broncas.

Si bien no es un cañonazo que desborde los comentarios e inquietud de las masas, sí es una bocanada de aire fresco en un evento que debe hacer la diferencia, que saque de la monotonía, aunque sea por una noche, las carteleras del Consejo, algo que, repito, siempre agradecerá la gente.

Ya veremos qué pasa en la carrera de estos cuatro jóvenes, por lo pronto deben tener los nervios al máximo, y quien domine esos nervios tendrán el primer escaloncito a su favor en este largo, muuuy largo camino hacia la consolidación de su sueño, cual quiera que éste sea. ¡Ánimo chavos!

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Productos

Advertisement

IWRG

More in Opinión