La rivalidad que… ¿aún vale oro?

La Lucha al Millón

L.A. Park y Rush son los protagonistas de la rivalidad más importante de los últimos años en la Lucha Libre mexicana. Entre 2016 y 2019, El Toro Blanco y Adolfo Tapia recorrieron el país entero e incluso traspasaron fronteras dándose hasta para llevar.

Aunque ya habían tenido un triangular muy duro en el interior de la república, el mano a mano en Liga Elite en la Arena México desencadenó todo. Esa lucha le costó a Rush una suspensión en el CMLL, pero eso no los detuvo para escalar una rivalidad que necesitaba un marco esplendoroso para culminar.

La llegada de la Real Familia al Consejo Mundial previo al 85 Aniversario ilusionó a todos los aficionados; sin embargo, la apuesta de L.A. Park en Triplemanía XXVI imposibilitó que la lucha se llevara a cabo. Después de esa desilusión, la rivalidad se fue enfriando poco a poco, a pesar de que los protagonistas aseguraban que mientras ellos se siguieran dando con todo cada vez que se encontraran arriba de un ring, eso no sucedería.

El anuncio de la llegada de Rush a Triplemanía Regia y su enfrentamiento con L.A. Park en ese marco volvió a encender la esperanza de todos. Nadie contaba con que los protagonistas de la rivalidad terminarían aliados en una nueva alineación de Los Ingobernables. Desde entonces, esta facción ha estelarizado todas las funciones de la gira Nacemos Para Luchar de AAA. Las críticas no se hicieron esperar, señalando a la Caravana Estelar como la responsable de quitarnos la mejor rivalidad del último lustro, como si CMLL no nos hubiera privado de ella primero en dos oportunidades.

En estos días, la mecha se encendió. Así, en medio de una pandemia, sin funciones de por medio, con videos. Dos retos en Twitter fueron suficientes para que todos los medios especializados y las redes sociales se pusieran a hablar de eso, para volver a soñar.

Desde Último Guerrero contra Atlantis la lucha no tiene una rivalidad así. Estamos en el punto exacto en el que, una de dos: se vuelve a calentar o se enfría para siempre y termina siendo un Octagón vs Fuerza Guerrera más. Algo que pudo ser y no fue. Confío que Triple A unió a los protagonistas de la rivalidad que vale oro para hacer su propia historia, para empezar de cero. Si AAA va a apostar por esa apuesta, tiene derecho a hacerlo a su manera.

La reacción a los tuits por parte de medios especializados y aficionados demuestran que la rivalidad aún vale oro, y que quizá, cuando todo pase, va a suceder lo que todos estamos esperando. Uno de los luchadores más populares y con un un grupo de seguidores fiel que se encarga de alabarlo cada segundo contra la última gran figura que ha dado la Catedral de la Lucha Libre.

RELACIONADO CON