Connect with us

Opinión

LA LUCHA LIBRE Y LOS JUEGOS OLÍMPICOS

Los Juegos Olímpicos de verano, la justa deportiva más grande del mundo, siempre causan emoción y reavivan la esperanza de ver ondear nuestra bandera y escuchar el himno nacional, un momento que eriza la piel y que no se ha repetido desde Londres 2012 cuando la Selección Mexicana de Futbol se colgó la presea dorada.

Entre las medallas que México ha conseguido a lo largo de la historia hay una que llena de orgullo al mundo de la lucha libre, la conseguida por Daniel Aceves Villagrán en Los Ángeles 1984, fue de plata en lucha greco-romana.
Heredero del inolvidable Bobby Bonales “La Maravilla Moreliana”, el tres veces Premio Nacional de Deportes tuvo un paso fugaz en la lucha libre profesional, pero siempre se ha mantenido cerca del deporte espectáculo, sobre todo al Consejo Mundial de Lucha Libre, donde entrega desde 2009 la Copa Bobby Bonales a la trayectoria de destacados gladiadores. Además, como dirigente de la Fundación Alfredo Harp Helú, Daniel Aceves entregó la semana pasada en la Arena México vestimenta deportiva a luchadores como Titán, Atlantis y Pequeño Pierroth, elementos que se espera promuevan el deporte y la cultura física, además de desear éxito a los deportistas que representarán a México en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokyo.

Aunque es el más destacado, Daniel Aceves no es el único luchador olímpico que ha estado en la lucha profesional, otro de ellos es Guillermo Díaz, representante mexicano en Barcelona 1992 y Atlanta 1996, un auténtico peso completo que conocimos, también de manera efímera, como Oso Negro en la Seria y Estable.

De unos años a la fecha, Memo Díaz es el presidente de la Federación de Medallistas de Luchas Asociadas y ha tenido la dura labor de impulsar este deporte.

En estos sufridos Juegos Olímpicos de Tokyo la lucha repartirá 18 medallas de oro y México tiene dos representantes: Alma Jane Valencia Escoto en los 57 kilogramos estilo libre femenil, y en estilo greco-romano varonil Alfonso Antonio Leyva Yépez, en la categoría de los 77 kilogramos.

Mención aparte el lamentable caso de José Andrés Vargas, quien ganó un lugar el año pasado en el clasificatorio de Canadá, sin embargo no acudió a la justa veraniega por problemas legales, ya que fue acusado formalmente por su ex pareja por violencia familiar.

El panorama no es muy alentador para los luchadores mexicanos, pues las potencias en la rama se harán presentes y no darán un paso atrás, pese a eso sabemos que no hay nada imposible y que en el deporte no hay nada escrito, por eso los invito a seguir el desempeño de los mexicanos, y de toda la actividad olímpica pues, como en cada edición, estarán llenos de emociones, récords y la demostración de que el hombre puede llegar a ser más rápido, más alto, más fuerte… juntos.

OTRO SINDICATO

Cuando se platica con luchadores del pasado sobre el Sindicato Nacional de Luchadores la respuesta es generalizada, “era una mafia”, que por muchos años comandó Many Guzmán y que siempre vio por el beneficio propio y el de sus allegados, dejando de lado las necesidades reales de sus agremiados. Esa agrupación llegó a poner las banderas rojinegras en arenas de la Empresa Mexicana de Lucha Libre y mantenía asoleados a promotores de todo México y luchadores que no compartían sus ideales, el más puro estilo del sindicalismo del pasado.

Sorprendente fue ayer el bombo y platillo de la toma de protesta del nuevo secretario general del renaciente Sindicato Nacional de Luchadores, José Contreras, ante el representante de la famosa Confederación de Trabajadores de México (CTM) y la presencia de luchadores como El Fantasma, Mil Máscaras y el integrante del antiguo sindicato, Dos Caras.

Vamos a ver cuáles son los planes y acciones de este sindicato, tema que trataremos la próxima semana en este espacio, porque lejos de la polémica no estará. ¿Regresaremos a los tiempos de oscurantismo del eterno Many Guzmán?, esperemos que no sea así.

No quiero dejar pasar la oportunidad de agradecer a todos los que, desde hace dos semanas, han estado al pendiente de mi salud, lo peor ha pasado. Gracias infinitas a todos y a seguir cuidándose, porque el Covid-19 no da tregua y, por favor, vacúnense.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Productos

Advertisement

IWRG

More in Opinión