La lucha libre, ¿un fenómeno cultural?

Desde Ringside

La lucha libre es el deporte que mueve masas, a diferencia de fútbol u otros deportes. La lucha libre es un fenómeno que atrae a un público, exigente, innovador, ansioso, nuevo o experimentado, no serán millones como lo hace el balompié mexicano, pero un sector se abre un espacio para que entre el gusto a este deporte. De los más de cien millones de mexicanos que estamos en este país, la mitad es fielmente entregada al fútbol y a un equipo convirtiéndolo casi en religión, pero para la lucha libre la mitad que llega a sobrar se podría poner en división y un cuarto de la misma es tan fiel al  fútbol como a la lucha libre.

 

Es decir, habrá cincuenta millones de mexicanos que conozcan de fútbol pero de esos cincuenta, cuarenta y cinco conocen bien al fútbol como a la lucha libre hablan de un tema como del otro. Solo son números, pero en esos números la otra mitad del país gusta de otros deportes; tan es así que podrán saber quién es Hugo Sánchez, como idolatrar a El Santo; seguir a Javier “Chicharito” Hernández; y apoyar a Dr. Wagner Jr. La lucha un deporte que está a lo largo y ancho del territorio nacional.

 

Ahora, llevado a las entidades del territorio nacional, las cuentas se ajustan pero siguen siendo la misma línea, un ejemplo, el torneo de fútbol mexicano se realiza dos al año y dura aproximadamente desde la jornada uno (si es que se llega a renovar), hasta ver quien es campeón, de cuatro a cinco meses; con un receso de tres a cinco semanas entre torneos; en este entre tiempo de torneos la lucha libre entra en acción, la lucha libre al contrario del fútbol dura los 365 días del año.

 

Aunque con la pequeña inquietud que durante los meses de enero, febrero, marzo y parte de mayo, no hay funciones con regularidad; las hay pero, con poca actividad luchística. Pero no deja de haber, es ahí en donde el público que quiere fútbol y lucha libre asiste a la arenas con más frecuencia si la economía lo permite al ver que el balompié está en descanso.

 

La lucha libre es un conector de masas, capaz de atraer en cualquier momento a un aficionado nuevo a una función sin importar que vaya a apoyar a un solo luchador; a degustar de todo lo que lleva una función en sí. Habrá afición que le guste el basquetbol o béisbol mexicano, pero no es tan recurrente que el mexicano vaya semana a semana a los encuentros en vivo.

 

La lucha libre también “lucha” contra los otros deportes, no es fácil vivir de la lucha, pero mientras el bolsillo lo permite esta va aguantar. Sin embargo, que es lo principal en que se basa la lucha libre para seguir en el gusto de la afición, ¿en que se apoya?, en los mismos luchadores siendo la materia prima; que hacen de este deporte un imán en el que público la mayoría de veces antepone una función de lucha libre o de su luchador predilecto a una convivencia de índole externo.

 

Ahora bien ante la decisión de retomar el fútbol hasta julio, solo nos queda aguardar por lo que la lucha también volverá el próximo mes, esperar para que las emociones que nos da este deporte como parte de la cultura mexicana, vuelvan a tomar su camino, que poco a poco comienza a atraer un mayor número de aficionados.

 

RELACIONADO CON

  • Corte de caja

    Año tras año, las revistas y los medios especializados premian lo mejor de la Lucha Libre en distintas categorías. En ese contexto, siempre escuchamos las mismas historias. Que si...
  • Si queremos volver, necesitamos un protocolo

    Ya hay fútbol; ya habrá cine y teatro, ¿y nuestro deporte? La nueva normalidad tiene que llegar a la lucha libre, y si queremos ver de nuevo eventos con...
  • Tijuana en 24 horas, todo por la Lucha Libre

    Hola Amigos! En esta semana me estaba acordando de que se cumplía un año que fui a Tijuana a cubrir una función de The Crash en el Auditorio Fausto...
  • Los fabulosos 90

    Los 87 años que se ha practicado formalmente lucha libre profesional en México han sido sensacionales, pero para los que fuimos niños en los años 90, esa década es...