Josefina, llego en tres días… pero sin amigos

Desde Ringside

A un mes de la partida de uno de los luchadores más irreverentes, únicos y seguidos por la afición mexicana, el Consejo Mundial de Lucha Libre ha decidido realizar una función en homenaje en sus tradicionales viernes espectaculares al Rey del Guaguanco, Mr. Niebla. El anuncio alegró a un sector de los fieles fanáticos del apestoso mayor, incluyéndome; el saber que la empresa para que trabajó la mayor parte de su carrera le rendirá una homenaje, póstumo, pero homenaje; y que no quedaría así nada más su muerte en el olvido.

Un gran acierto es que tuvo el CMLL al reconocer a uno de los gladiadores icónicos de la lucha libre con un evento en su nombre. Un hombre a quien le permitieron ser como era en la vida diaria, para encarnar a un personaje y encajar en el gusto de chicos y grandes; la forma de ver las cosas con risas y lleno de ocurrencias, al mal hablado, al que no le importaba donde estuviera, siempre sacaba una frase populachera, el que tuvo imitadores gracias a su clásico SMS, (Sudor, Mocos y Saliva). Todas las locuras de un hombre al que todo se referían como “Chayo” y no dudo que hasta en su casa le decían así, más que por su nombre; luchador con una soltura que dejaba perplejos a muchos.

“La Noche de Mr. Niebla, Homenaje al Rey del Guaguanco”, es como se denomina esta función que se dará el viernes en la México catedral, un homenaje que a decir por lo que se presenta (y muchos los dirán) es un típica función de viernes. Se entiende que lo que fueron hilvanando durante estas dos semanas cuando su elenco “fuerte” estuvo en Japón tienen que darle seguimiento, pero, ¿por qué no programar a luchadores de su camada? Algo que identifique que es una noche del Rey del Guaguanco; un Atlantis, Ultimo Guerrero, Scorpio Jr., Satánico, Rey Bucanero, Safari (Ephesto), Olímpico, Shocker y hasta un Black Warrior hombres con los que tuvo grandes duelos y alianzas, algunos no están, otros en recuperación, pero la ocasión se prestaba.

Al parecer a alguien no le habrá gustado la idea de hacer un cartel con estas figuras contemporáneas del buen Mr. Niebla, ¡pero señores! no se fijen qué es lo que tienen sino en qué es lo que ofrecen. Se tuvo la oportunidad de poner a un Olímpico y Ephesto contra Atlantis y Black Warrior, los cuatro fueron campeones  junto al apestoso;  de ver una Peste Negra con todo y su Perico Zacarías enfrentar a Ultimo Guerrero, Rey Bucanero y Shocker. Sin embargo, nos ofrecen un cartel, siendo la lucha estelar de relevos increíbles con las estrellas que regresan del Japón, como si fuera la función de su bienvenida.

Sí, función típica de un viernes; es un momento único, y dejar de lado a esos gladiadores en lo que se presenta como homenaje no cuadra lo que se quiere con lo que se tiene, Aunque no se duda que puedan dar un buen espectáculo, pero lo ideal debió ser una representación de la época dorada de Mr. Niebla: El Rey del Guaguanco, El Apestoso Mayor. De aquel luchador que emigro a la AAA y regresó, que modificó y adaptó a un personaje único en el pancracio luchístico; y que hoy no pueda tener a sus amigos en una función de homenaje para él, sencillamente no es homenaje. Ni modo “Chayo”, tendrá que ser para la próxima que puedas traer a tus amigos o que la Pensil te extrañe, o lo primero que ocurra, pero Josefina siempre te seguirá esperando.

RELACIONADO CON

  • Blue Demon Jr., un luchador heroico

    En la mitología la palabra héroe(s), describe a una persona dotada de habilidades sublimes y extraordinarias o bien en el argot coloquial o simplemente en el folclore, un héroe...
  • ¡Viva México, Campeones!

    Durante más de cinco décadas, México ha exportado talento luchístico a distintos países del mundo, tanto a las más prestigiadas empresas internacionales como a las más modestas promotoras locales...
  • Lucha por las Alcaldías

    Hola amigos! Hoy es sabadrink y el cuerpo lo sabe, sean bienvenidos a esta su sección de recetas de bebidas favorita, donde también hablamos un poco de Lucha Libre,...
  • Un Murciélago en Hollywood

    Un hombre de campo se ve orillado a robar la perla que adorna la corona de la Virgen de su pueblo para, al venderla, obtener dinero suficiente y salvarle...