Hijo del Santo tiene un regreso incomodo

Con una victoria claroscura y una visita inpeserada

Arena Naucalpan, Estado de México. 2 de febrero.- No hay día que no llegue, ni plazo que no se cumpla, lo que estaba pactado, ocurrió, una noche magistral con el regreso del Hijo del Santo a la cueva de los independientes, la Arena Naucalpan. Una noche que vio cómo se llenaba poco a poco el coso de la Calle Jardín 19 en el mero centro del municipio mexiquense. Los más de 3,000 asistentes, no daban crédito de lo que pasaba, el enmascarado de plata regresaba, tardó más de una década, pero al fin se dio. Los flashes de las cámaras y las luces de los celulares, quieran registrar la llegada, el acto de presencia a quien por doce años esperaron en el recinto; la última vez que se vio al heredero de la leyenda de plata fue en el 2008, cuando en aquel entonces junto a Rayo de Jalisco y Grond XXX enfrentaban a Fuerza Guerrera, Mascara Año 2000 y Universo 2000.

Uno a uno salían desde lo alto de la arena, el primero en salir fue el galeno quien tenía cuentas pendientes, Dr. Cerebro, seguido por el mosco de la merced, Fuerza Guerrera; ambos no se aguantaban las ganas de poner las manos encima a sus odiados rivales. Era turno de recibir tanto a Octagón como al plateado, que como de antaño llego al cuadrilátero como él solo sabe hacerlo, levantado en hombros fue trasladado al cuadrilátero. La figura por excelencia recibió con gusto todas las muestras que los aficionados le dieron, desde un inicio se le vio titubeante, pero al correr de los minutos logró desenvolverse y realizar las ejecuciones que tanto tiempo hizo ovacionar al público, sus clásicos topes, sus pinzas al cuello en un par de ocasiones al galeno, el llaveo y contra llaveo sin que haya pasado los años, nos entregó a un Hijo del Santo como en sus mejores noches; pero las cosas no terminaron como querían, porque a pesar de su reacción ante el dominio de los rudos la mayor parte de la contienda, fue que Fuerza Guerrera cuando estaba a merced de ser rendido por Octagón le aplicó un faul a su némesis.

 

Hecho que hizo enojar al Hijo del Santo y en su desesperación por la falta interrumpió la llave de los grandes triunfos, “La de a caballo” para despojar de la máscara a Fuerza Guerrera, el referee desaprobó la acción para dar por descalificación la victoria a los rudos, segundos mas tarde se retracto y dio como ganadores a los técnicos. Justo cuando venían los reclamos y retos sonó la música de Dr. Wagner Jr., quien tomó el micrófono y reto a los ídolos a una lucha de familias, entre máscaras y cabelleras, era la locura. De paso el galeno oficializó su salida de AAA y que estaba abierto a cualquier cosa y los primeros que tenía en la mira eran Octagón y el Hijo del Santo.

En la lucha entre hermanos, Los Golpeadores (Hijo de Canis Lupus y Dragon Bane) contra los Hermanos Trauma la emoción más que encendida trajo a hermanos Navarro con un dominio al inicio de la lucha, los golpes, castigos y baños de cerveza, no se hicieron esperar; pronto vino la reacción de los golpeadores, pero no fue lo suficiente para acreditarse la victoria que con un canadian destroyer Trauma ll termino con toda esperanza.

En el resto de la función: Los Strippers Big salieron con el brazo en alto ante Fantasma de la Ópera, Carta Brava y Cerebro Negro.

Fresero Jr. y Heroína derrotan a Fuerza Guerrera NG e Hija de Fuerza Guerrera. La lucha fue dedicada al promotor recién fallecido Gerardo Martin Landeros de Generación XXI, por parte del negociante.

Toxin y Teelo se llevan el triangular de parejas ante Príncipe Aéreo/Puma de oro y Atomick Star y Baby Star.

RELACIONADO CON