Globalismo y nacionalismo: Lo mejor de 2019 en la Lucha Libre

La lucha al millón

Desde hace algunas décadas, el mundo vive un proceso dinámico de integración. La intercomunicación e interdependencia entre países es una realidad palpable, y La Lucha Libre no escapa a esta nueva “aldea global” en la que las barreras cada vez están menos legibles.

Ahora, en medio de la tensión que se vive entre Estados Unidos, Irán e Irak, se ha hablado como nunca del globalismo y del nacionalismo. Aunque de entrada pudiera parecer descabellado, este choque de ideologías podría trasladarse a nuestra Lucha Libre para dar pie a lo mejor y lo peor de 2019.

El globalismo necesita instituciones sólidas e implica una estructura económica que favorece a las corporaciones. Lo mejor de AAA en 2019, más allá de un luchador, un evento o un mano a mano, fue su ambición por llegar a nuevos mercados. Los consumidores cautivos siguen teniendo la televisión abierta nacional como el medio tradicional; sin embargo, los eventos en vivo a través de Twitch, el canal en inglés, la organización de Lucha Capital en un restaurante gringo en Polanco y su transmisión a través de Facebook, así como los esfuerzos por llevar el producto a Estados Unidos y Colombia no obedecen más que a la intención por hacer un producto que trascienda fronteras. Ahí van. Hay personas alrededor del mundo que se interesan por lo que sucede en la Caravana Estelar.

Por su parte, el Consejo Mundial de Lucha Libre se encarga día a día de reivindicar la identidad y la personalidad de la Lucha Libre Mexicana. Aunque parece contradictorio, la reafirmación de los valores de la cultura popular es lo que atrae tantos y tantos turistas a la catedral de la Lucha Libre. No son aleatorias las alianzas, por ejemplo, con la Secretaría de Turismo o el Museo Nacional de Antropología. Así, con sus formas y sus principios, lo mejor de 2019 para la empresa mexicana de Lucha Libre es que sigue siendo seria y estable, con la capacidad de producir 28 funciones de lucha al mes. 

Existe una tercera fuerza muy importante en la Lucha Libre: el terreno independiente, un auténtico universo alterno en el que los gladiadores y promotores están obsesionados con demostrar que no se necesitan los grandes reflectores por mostrar espectáculos de calidad. Lo mejor de los indies en 2019 es que quizá constituyen la parte más noble y genuina de nuestra lucha, es decir, como su nombre lo dice, son la parte más libre de la Lucha Libre.

2019 fue un buen año para la Lucha Libre porque tuvo, más que nunca, un abanico de posibilidades para satisfacer las necesidades de los aficionados ocasionales y de los más exquisitos. 

RELACIONADO CON

  • La leyenda del Rayo

    En este espacio siempre trato temas de lucha libre tapatía, ya sean momentos, luchas o gladiadores que han resaltado dentro del ámbito. Hoy me gustaría brindar esta columna a...
  • Gracias Más Lucha por existir

    ¡Hola amigos! Hace unos días Más Lucha cumplió 14 años, 14 años que parecen pocos pero en realidad es un logro que no muchos pueden presumir. Tercera Caída nació...
  • ¡VIVA PUERTO RICO!

    Después del nivel de popularidad que alcanzó y el desempeño que Norberto Salgado tuvo como un rudo de locura, pareciera que nadie puede llevar con dignidad suficiente la mítica...
  • Dos años siendo patrimonio cultural

    Desde hace dos años, la lucha libre mexicana es considerada como Patrimonio Cultural Intangible de la Ciudad de México, gracias a este hecho el Gobierno capitalino en aquel entonces...