De menos a más, Invisible Man y oportunidades que no se repetirán, en un patio.

Del desastre a la vanguardia.

El fin de semana nuevamente se pintó de lucha libre con una función más a puerta cerrada, y si te interesó, te agradó o viste el evento en vivo por Más Lucha, que fue llamado “Tierra de Oportunidades” llevado a cabo por la empresa Vanguardia, te comentaré qué fue lo que puede mejorar y sobre todo mencionar qué faltó.

Muchos luchadores recibieron la oportunidad y no todos la aprovecharon al 100%, el evento se fue dando de menos a más, ¿a qué me refiero?, a que la primera lucha fue muy floja, pero como fue avanzando el evento, las luchas crecieron en cuestión de intensidad, entretenimiento y calidad.

Fueron expuestos gran variedad de campeonatos, Cíclope fue despedido por no poder ganar una de sus dos luchas, llegaron a Vanguardia muchos luchadores jóvenes y también viejos conocidos como Máscara de Bronce y Crazy King, es por esto por lo que menciono que el entretenimiento fue en aumento, algo que me agradó y que pude constatar, pues después de ver la repetición y comentarios en el chat de YouTube, también a muchos aficionados les gustaron estas sorpresas.

 

 

Como lo mencioné al inicio, hubo luchadores que estuvieron en la primera lucha que aflojaron y no demostraron su verdadera calidad, una lucha lenta y equivocándose en varios momentos de ésta. Para la segunda lucha por el campeonato, estuvieron dos jóvenes que, a pesar de algunos movimientos y caídas fallidas, pudieron mantener, por momentos, en la mayoría del tiempo no, el ritmo que Draztick Boy y Máscara de Bronce le pusieron a la lucha.

La famosa aglomeración en el cuadrilátero estuvo llena de sorpresas que en lo personal me agradaron de principio a fin, en donde estuvo muy presente, la experiencia de los que llevan más tiempo en este deporte, pues los jóvenes tenían errores muy visibles y se vieron, algunos, muy mal. Aquí fue, en esta lucha, en donde el entretenimiento para los aficionados llegó a su máximo, pues se pudo ver caras nuevas y sorpresas que nadie se esperaba, y sobre todo, salió un ganador que a muchos les gustó pero al mismo tiempo, a otros para nada que les agradó.

Ahora, tuvimos una lucha estelar con niveles muy diferentes, se enfrentaron los Macizos en contra de dos jóvenes que, sí, son de los que han crecido mucho en los últimos meses, pero siendo sinceros, la suerte estuvo de su lado al ganar esta lucha que en su mayor tiempo los ahora ex campeones dominaron. Sin demeritar, Símbolo Azteca y Gasparin Jr., difícilmente podrán mantener esos campeonatos que han pasado por pocas cinturas pero de luchadores con mucho mayor peso, hay hambre por parte de estos dos chicos pero el camino es muy largo, demostraron que aún les falta capacidad para mantener este gran reto que ahora, gracias al Odaiba Squad obtuvieron.

Los experimentados demostraron que no era un evento cualquiera, era la “Tierra de Oportunidades”, pero… ¿y los jóvenes, tomaron en serio la oportunidad que se les otorgó? ¡Oportunidades que no se repetirán!

 

 

 

En fin, al final dejo una de las luchas más esperadas, con tintes extremos, así es, con esencia innovadora y por primera vez en nuestro país, Vanguardia nos enseñó a un personaje totalmente diferente, se atrevió a traer al “Invisible Man” y la lucha no decepcionó, pero sí dejó mucho de qué hablar, es bien sabido que no cualquier luchador puede realizar este tipo de luchas, y Cíclope, para mí, es uno de los pocos que lo pudo hacer bien, es un luchador con un sabor diferente y le quedó como anillo al dedo… Para los luchadores que criticaron esto, quisiera verlos hacerla. Pero no todo fue perfecto, hubo detalles fallidos, pocos, pero los hubo, y ciertamente son difíciles de apreciar pero los pude ubicar, empezando, al momento de “pisar” al hombre invisible, los pies de Cíclope iban directo a la lona del ring sin dejar ese “espacio”, cuando iba directo sobre el invisible en la esquina, parecía que este último se quitaba, según yo no se quitaba pero como lo digo, es realmente difícil apreciar los errores, aunque estoy seguro que esos fueron los dos más visibles.

El hombre invisible fue derrotado con explosivos y Cíclope pudo terminar con una lucha que fue de menos a más, con los detalles en los que ya enfaticé, pero que a propios y extraños les fue llevada de buena manera, desde el llaveo, vuelos y hasta explosivos, ¿ahora saben por qué no cualquiera lo puede hacer?

Fue una lucha esperada por muchos y que posiblemente, a partir de este momento, el personaje “Invisible Man” se presentará en empresas atrevidas y sin miedo a las críticas, como ejemplo, las dos empresas hidalguenses que han estado en el ojo del huracán luchístico en estos últimos 15 días, algo así necesita nuestra bendita lucha libre. ¿Y tú, aceptaste al Hombre Invisible o te seguirás quedando sin aceptar la evolución de la lucha libre?

 

 

 

Agradezco que te hayas quedado hasta el final, y recuerda que, sin usar lámparas, sillas y púas, a través de esta columna les estaré compartiendo mis opiniones, con el gusto de encontrarlos, pronto, apreciando una lucha extrema y poder conversar sobre su punto de vista.

Inicio con la semana, lunes es el día, después de ver vidrios volando y sangre brotando inicio por escribir y romper con las formas y estilos clásicos que hay en la lucha libre, del desastre a la vanguardia.

RELACIONADO CON