Arena México, referente de la ciudad

Evangelio según Miguel Reducindo

El pasado 27 de abril la monumental Arena México cumplió 64 años de haber sido inaugurada. Más de seis décadas de ser considerada la Catedral de la lucha libre, pero, antes de la que conocemos, hubo otra del mismo nombre. Por eso quiero platicarles de la antigua Arena México, de cómo ambos escenarios estuvieron por algún tiempo compartiendo espacio y de cuando la WWE pidió presentarse en el actual coso de la colonia Doctores.

A cuantos de ustedes les resultan familiares los nombres de Mario Texas, Centella Inca, Pedro Bolaños o Jaibo García. Seguramente a muy pocos, pero ellos fueron parte importante de la construcción de la lucha libre actual; además de estos gladiadores los Galino I y II, Sombra Azul, Bobby Rolando y muchos otros fueron elementos de la función con que la entonces Empresa Mexicana de Lucha Libre decía adiós a la vieja Arena México el 07 de octubre de 1954 para dar paso a la construcción de un nuevo y monumental escenario.

Se tienen registros de la antigua Arena México desde 1910, se presentaban diversos espectáculos públicos, deportivos y políticos, ahí dieron discursos Francisco I. Madero, Lázaro Cárdenas y muchas otras figuras de la historiar. Con gradas de madera y tan solo una lona para resguardarse del sol y la lluvia, el lugar era conocido como Arena Modelo y se rebautizó como Arena México el 21 de septiembre de 1933.
Ya nadie queda de aquella época, pero tuve la fortuna de platicar alguna vez con Pedro Bolaños y Manuel Robles, quienes reían recordando las funciones en las que llovía y cómo la gente y los mismos luchadores apostaban en qué lucha la lona que servía de resguardo era vencida por el peso y bañaba a todos los presentes.

Juan Díaz era otro de esos gladiadores, verdaderos pioneros del pancracio nacional, que recordaba las gradas de madera y cuando se incendió, por lo que tuvieron que llevar toda la actividad a la Arena Nacional en la calle de Iturbide en el Centro Histórico de la capital.

La primera Arena México tiene un valor incalculable, ahí se vivieron las primeras funciones de aniversario de la EMLL, ahí los mexicanos vieron al primer luchador enmascarado, vivieron el ascenso a la idolatría de Tarzán López, los conocimientos de Raúl Romero, el poderío de Vicente López, la agilidad de Enrique Ponce, Luis Nuñez o Cocoliso Najera. Debió ser impresionante la llegada de tremendos toneles como el primer Globo Humano, el Hombre Montaña, el Estrangulador Lewis o Maurice Tillet mejor conocido como El Ángel Francés. Y qué decir del primer exótico de los encordados en nuestro país, el texano Gardenia Davis, quien humilló como pocos al primer ídolo creado en la EMLL, Firpo Segura.

Cuando se decidió construir la actual Arena México se pensó en despedir el viejo coso con una función memorable. Fueron ocho luchas en mano a mano las que se dieron seguidas por una lucha semifinal entre Pepe Mendieta y Joe Marin enfrentando a Demonio Rojo y Oso Negro; mientras que la batalla estelar fue otro mano a mano, Sugi Sito contra Enrique Llanes. Acabada la función, prácticamente de inmediato se dio paso a las obras para edificar el nuevo escenario, se derrumbaron las casas y vecindades aledañas para meter maquinaria pesada.

La oficialmente llamada Nueva Arena México le cambió la vista a la ciudad misma, pero más a la Colonia Doctores, que en sus inicios se llamó Colonia Hidalgo y que fue trazada basándose en la ciudad de Madrid, España, con las esquinas truncas de cada manzana para facilitar la visibilidad de los pocos automovilistas de la época.

Cuando la Nueva Arena México fue inaugurada aún la vieja estaba en pie, no fue sino hasta un año después cuando Salvador Lutteroth pidió el permiso para derribar el antiguo escenario y construir un estacionamiento, el permiso fue dado no sin dificultades, pues el recinto era considerado histórico, sobreviviendo únicamente la fachada de la calle de Carmona y Valle, justo donde hoy vende sus arroces Baby Face.
La Nueva Arena México fue por muchos años el recinto futurista del país, aunque después llegaron otros como el Palacio de los Deportes y más recientemente la Arena Ciudad de México, con quienes se libró una fuerte batalla por derechos del nombre.

En el coso de Lavista y Lucio se ha vivido de todo, pero una de las cosas que pocos saben es que en 2006 la WWE se puso en contacto con el CMLL para que la Arena México fuera el lugar donde la empresa norteamericana arrancara su primera gira de la historia en nuestro país, los mismísimos Vice McMahon y Francisco Alonso se entrevistaron, pero no llegaron a un acuerdo. ¿Qué hubiera pasado si WWE se hubiera presentado en la México?, ¿la Arena hubiera escrito un capítulo más en su historia o los foráneos hubieran mancillado un recinto sagrado para el pancracio nacional?, es de ustedes la mejor opinión, fue algo que pudo pasar y no ocurrió, como cuando Ric Flair se quedó en el aeropuerto y no llegó a la México para enfrentar a Tony Salazar.

La Arena México pasó su cumpleaños sin pena ni gloria por la restricción de eventos masivos, pero esperemos que al reanudarse las actividades se festeje en grande, siempre recordando a los viejos monstruos que cimentaron el deporte espectáculo por excelencia, a quienes cada que mencionamos vuelven a la vida.

RELACIONADO CON

  • Dejar de ser aficionado

    Hola Amigos!   Hace poco uno de mis compañeros al que estimo y considero un amigo, me hizo ver que tengo un problema, me dijo: “Lo que pasa es...
  • La lucha libre, ¿un fenómeno cultural?

    La lucha libre es el deporte que mueve masas, a diferencia de fútbol u otros deportes. La lucha libre es un fenómeno que atrae a un público, exigente, innovador,...
  • Black Lives Matter

    “El deporte es el esperanto de las razas” – Jean Giraudoux Ver esta publicación en Instagram Una publicación compartida de WWE (@wwe) el 2 Jun, 2020 a las 2:37...
  • 2020, la lucha más extrema.

    El mundo está viviendo un cambio y comienza la cuenta regresiva hacia la “nueva normalidad”, pero ¿la lucha libre mexicana está lista? Se habla del coronavirus, de anonymous, de...