Aero Boy – Héroe Clandestino, a la lucha extrema ya nada le debes.

Del desastre a la vanguardia.

“La vida no es fácil”, “de la lucha libre y menos de la lucha extrema vivirás”, “no te dejará”, “dedícate a otra cosa”, entre otras frases hacen que muchos dejen un sueño, deporte u objetivo que se proponen cumplir con el paso de los años. Un camino con altas y bajas, experiencia inevitable acompañada de errores en su mayoría, pero con el reconocimiento del aficionado si es que lo logras hacer bien, con pasión, dedicación y de forma correcta. Ese es el extraño y actual caso del que por años ha sido llamada como el héroe clandestino, Aero Boy.

Marcado por lo extremo es como vive. Dice que no lo volverá a hacer como si no lo supiera manejar a la perfección, aunque pasan los días y ya lo vemos programado en otro evento. ¿En qué modalidad? Sí, nuevamente en lucha extrema. Hace ver tan fácil lo que a la vez es de lo más peligroso. Tiene familia; tiene un heredero y en su último evento se preguntó ¿vale la pena? Al mismo tiempo el público, su público, se mantuvo coreando su nombre y al borde de las lágrimas se los preguntaba, y conociéndolo bien, sé que a este gran amigo sí le salió alguna en ese momento.

Más de 10 años de este recorrido, varias veces queriendo renunciar al estilo extremo pero mi pregunta es ¿cómo quieres dejar lo que te hace sentir vivo?, cuando todo regrese a la normalidad, en cada evento, en cada lucha extrema en la que se vea involucrado, cuando salga de su casa chocando los puños con su heredero y cuando vea como los aficionados lo cargan por tan tremenda lucha, será en ese momento en el cual me contestará.

Debió haber sido genial estar en la lucha extrema de la que todos hablan, pero afortunadamente hay capturas en video y foto, gracias a unos colegas, de esa buena lucha extrema que sostuvo ante Cíclope ¡Vaya, dos grandes amigos, no dudo que lo haya sido!, ahora, lo conozco de años pero nunca había visto gran respuesta en una lucha en este estilo, todos dicen que en el famoso deshuesadero (el cual, sinceramente, no me agrada, los luchadores y la promotora sí, el lugar no) se siente un ambiente diferente y no hay que mentir, puede que no te guste el lugar, estilo, la promotora o lo que quieras, pero el ambiente en cualquier función es gracias al gran trabajo del luchador y a la calidez de cada aficionado, y en aquel sitio se nota algo diferente, en estas fechas lo he pensado y me he dado cuenta de lo importante que es que tú estés sentado en una silla, butaca o palco en alguna arena de lucha libre, ¿te lo has preguntado, si no estuvieras ahí, que hace el luchador, qué harías tú?

Es increíble como una fotografía o un video te puede transmitir lo que a veces no siente el luchador, sino que la persona que está bajo esa máscara, Aero Boy estaba lastimado de la espalda, sangrando como le gusta y agradeciendo a cada aficionado presente, pero él, la persona, el hombre bajo la máscara sacaba todo lo que sentía, parecía que no traía puesta su máscara, que irónico ¿no?

¿Por qué no está en el CMLL o en AAA? ¿por la edad? no lo creo, a partir de hoy veterano de la lucha extrema y también grande en estilo de la lucha clásica, toma la mano de pequeños que quieren ser luchadores y los está impulsando, puede que no esté en esas empresas, aunque tantos lo han pedido, es por eso que él es el… ¡Héroe Clandestino!

Comienza a ser una leyenda entre los que no solo vemos la televisión, los que sabemos de la lucha libre, a ras de lona, aérea, de alto impacto y de la que les escribo, lucha extrema. Han pasado muchos años y el sigue de pie, él cuida que nada le quite el motivo, da gracias al color de estar vivo, aunque tropiece se levanta y sigue, el decidió levantarse y participar en el juego, pero sin deja de lado lo verdadero, así como sus últimas canciones de entrada lo cantan.

Aero Boy, compare extremo, nómada, iniciador de DTU, oriundo de Tulancingo, mexicano por el mundo, veterano de la lucha extrema, un personaje bien trabajado, máscara ya reconocida, un niño rompe lámparas que sigue sangrando como la primera vez, sintiendo como la primera vez, aunque chico ya no sea, él a la lucha extrema ya nada le debe.

¿Todavía piensas que son luchadores sin escuela y que la lucha extrema ya no es lucha libre? Piénsalo, tienes muchos días, espero no sean meses.

Agradezco que te hayas quedado hasta el final y recuerda que, sin usar lámparas, sillas y púas, a través de esta columna les estaré compartiendo mis opiniones, con el gusto de encontrarlos apreciando una lucha extrema y poder conversar sobre su punto de vista.

Inicio con la semana, lunes es el día, después de ver vidrios volando y sangre brotando inicio por escribir y romper con las formas y estilos clásicos que hay en la lucha libre, del desastre a la vanguardia.

RELACIONADO CON