El Hijo del Santo conmemora los 35 años de la muerte de su padre

El continuador de La Leyenda de Plata ofreció una guardia como cada año en el “Jardín del Santo” ubicado en la calle de Goroztiza y Jesús Carranza en la Colonia Morelos de esta CDMX.

Acompañado de algunos seguidores, familia, medios de comunicación y hasta algunos amigos aún vivos de su padre, el sucesor del Enmascarado de Plata ofreció algunas palabras de agradecimiento a todos los asistentes por no dejar morir la figura del Súper Héroe mexicano.

En palabras para +Lucha El Hijo del Santo se dice encantado por el cariño que recibe de todo el público y que no ha sido una tarea fácil seguir con el legado, además dijo que sus recuerdos más preciados fueron conocer al hombre detrás de la máscara y todo el tiempo que compartía con él  sin su incognita.

Rodolfo Guzmán Huerta nació el 23 de septiembre de 1917 en Tulancingo Hidalgo, El Santo debutó el 26 de abril de 1942 ambos murieron el 5 de febrero de 1984 por un paro cardiaco al miocardio.

Tuvo en su poder los campeonatos ligero, medio y de parejas de La Comisión de Box y Lucha, así como la máscara de Black Shadow, entre otras, además de haber filmado más de 50 películas, que lo consolidaron como un ídolo, no sólo en la Lucha Libre sino en el séptimo arte alrededor del mundo.

Al preguntar sobre quién continuaría la tercera generación de El Santo, El Hijo del Santo afirma no tener prisa en que su hijo Santo Jr. se dedique de lleno a los cuadriláteros, pues prefiere que primero termine su carrera universitaria y posteriormente, ahora si, continuar con la Leyenda, que seguro, no es nada fácil.

 

RELACIONADO CON